Si bien en este espacio hemos defendido a “capa y espada” la política petrolera de la 4T, es necesario también defender a quienes hacen posible en muy buena parte, esos avances en materia petrolera, me refiero a los trabajadores petroleros.

Cunde la indignación contra sus líderes sindicales, porque acostumbrados éstos a la corrupción e impunidad del periodo Neoliberal, hoy, de frente a la Pandemia del Coronavirus, pareciera que los “señoritos” se olvidan de aplicar los protocolos ya elaborados por la Secretaría de Salud, la Secretaría del Trabajo y la Secretaría de Economía.

La lucha contra la Pandemia del Covid-19, va muy en serio en el país y con grandes logros para la salvaguarda de los mexicanos; pero, pareciera que a los trabajadores petroleros, en cuanto a sus dirigentes, se han olvidado de ellos y eso, está llevando a un malestar generalizado que puede ser base para que oscuros intereses apátridas, busquen desestabilizar todo lo alcanzado por el sector petrolero de la 4T y ¡vaya que son grandes pasos!

Los dados por el gobierno de AMLO para garantizar la Soberanía Petrolera, por lo tanto, es urgente poner atención y solución al tipo de quejas que nos hacen llegar los bravos trabajadores petroleros del sureste mexicano.

Aseguran los denunciantes que: “La única razón que ha motivado que los trabajadores califiquen de ASESINOS a sus líderes sindicales, es porque hasta la fecha, ni un solo dirigente sindical ha hecho acto de presencia en los complejos o emitido algún mensaje para anunciar alguna medida de seguridad que se esté tomando ante la pandemia, ni siquiera se han tomado la molestia de elaborar un plan de contingencia para los trabajadores a fin de prevenir cualquier contagio, y ni qué decir de los trabajadores de alto riesgo que se encuentran laborando, y sin ningún plan para protegerlos. Los trabajadores diabéticos, hipertensos, con sobrepeso deberían ser los primeros en estar resguardados en sus casas durante esta cuarentena, pero lo peor es que son ellos mismos los que han tenido que acudir ante un Tribunal para ampararse y poder irse a proteger a sus hogares para evitar el contagio, pues los Secretarios Generales no están haciendo algo al respecto. Los líderes son solo ‘de papel’, pues no hacen nada, no dan la cara, ni siquiera giran instrucciones a los funcionarios sindicales de los diferentes centro de trabajo; tal es el caso del Secretario General de la Sección 11 de Nanchital, Veracruz, Jorge Tadeo Pérez , quien a pesar de saber que el trabajador petrolero tiene derechos, los aplican más que para él mismo, como sucede con la cláusula 43 del Contrato Colectivo de Trabajo que a la letra dice lo siguiente: ‘Tampoco se descontará el día que falten por causas de fuerza mayor o fortuitas de carácter regional, que afecten a la población del lugar, tales como: imposibilidad de transportarse de una a otra rivera por las crecientes de los ríos, por la descompostura o falta masiva de los medios de transportación que se utilizan, por los cortes e inundaciones de las vías de comunicación terrestre, disturbios políticos-sociales o contingencias sanitarias que impidan el transporte o acceso a los centros de trabajo’. Y es que, es preciso aclarar que la mayoría de los líderes sindicales son personas mayores, que temen al contagio, y por tal razón, se incluyen en el grupo que se denomina de alto riesgo, ese es uno de sus principales pretextos por el que no dan la cara ni para enviar un mensaje a los trabajadores. De acuerdo a varios trabajadores que pidieron la omisión de sus identidades por temor a represalias, ‘qué se puede esperar de estos falsos líderes que están acostumbrados a dirigir desde una oficina llena de lujos y todas las comodidades que llevan más de 20 años sin dar golpe, pegados a la ubre donde han obtenido jugosos negocios en el extranjero y flamantes residencias, y ahora que los trabajadores estamos en riesgo no toman cartas en el asunto qué podemos esperar de ellos’, manifestaron. Otro expresó ‘creo deben saber que si el trabajador petrolero tiene memoria, esto se le va cobrar, así que pongan sus barbas a remojar porque esto tiene un costo y ellos van a pagar su indiferencia hacia la clase trabajadora’. Otro más afirmó ‘no se vale que estén atentando contra la clase trabajadora que tan noble es, pero ya tocaron el punto medular de esto y vamos a tomar cartas en el asunto se están corriendo listas en el interior de los diferentes centros de trabajo para sacar a estos líderes y se va a dar la cara’, advirtió el trabajador muy molesto. Es de esta manera que los trabajadores petroleros manifiestan su inconformidad contra sus líderes a quienes señalan de ser unos asesinos pues no están haciendo nada por sus agremiados, solo ignorarlos ante la terrible pandemia que atraviesa nuestro país y el mundo. Se están firmando listas para retirarle la autoridad y apoyo a sus líderes sindicales, como sucede en la Sección 11 de Nanchital, Veracruz”.

Así las cosas ¡Aguas! con la clase obrera cuando despierta, ella no es ningún “Tigre de papel”.

Por otra parte, hoy es el día mundial de las tortugas y también, cumple años el incansable defensor de la 4T en el noreste mexicano: Roberto Guillen, periodista, poeta, actor, un ramillete de facultades para que por medio de sus saberes, Guillen, ponga lo suyo para cambiar este mundo, en sí, es un verdadero Titán en las luchas por los cambios que se van dando en la entidad. Feliz Cumpleaños, Camarada

¡Órale!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *