Terminando el tiempo de Salinas Pliego

Se va terminando el tiempo de jauja del “abonero porfirista” Ricardo Salinas Pliego, en el manejo de las remesas de los trabajadores migratorios mexicanos en Estados Unidos y Canadá, con la llegada del Banco del Bienestar y la movilización de los trabajadores migrantes y sus organizaciones transfronterizas.

Recibimos con agrado y solidaridad, el comunicado que nos envían poderosas organizaciones de migrantes en los Estados Unidos y Canadá, en contra de la voracidad de Ricardo Salinas Pliego, “el abonero” como lo llamaba el camarada Jaime Avilés (ya fallecido, pero siempre presente) y que ahora, el buen amigo Roberto Guillén, hombre crítico de arte, política y vida social, le llama el “abonero porfirista”.

A Salinas Pliego, le está lloviendo en su milpa, por sus posturas recientes a las políticas nacionales en materia de Salud contra el Covid-19; pero también, por las artimañas de que se vale para sacar jugo al manejo de las remesas de migrantes mexicanos bajo su sistema bancario y la relación con sus tiendas Elektra para vender sus mercancías.

Aseguran las organizaciones de migrantes, allende el Bravo, que: “La remesa que llega desde Estados Unidos, Canadá u otro país, se cobra en las cajas de Banco Azteca, dentro de las sucursales de Elektra, donde animado, el receptor del envío se convierte en cliente y compra productos. Negocio redondo para Ricardo Salinas Pliego. Ante su desafío al orden sanitario, con sus llamados que ponen en riesgo la salud de las personas, los paisanos reiteramos el llamado a no enviar dinero a México por medio de Banco Azteca. El boicot se extiende ya por varias regiones de Estados Unidos y Canadá. Carlos Arango Frente Nacional de Migrantes Chicago, Habacuc López Club Tonatico, Waukegan Illinois, Efraín Galicia Centro Comunitario de Puebla Queens, Nueva York, Patricio Gutiérrez Red Migrante Nashville Tenesí, Ricardo Juárez Nava Mexicanos Sin Fronteras Kansas City, David Maciel activista San Pedro California, Alfredo López Durán Fuerza Migrante, Dallas Texas, José Jiménez CIME Nueva Jersey…” Esas organizaciones no son cualquier cosa…representan a millones de migrantes y a miles de millones de dólares al año que se envían a México. Todo indica que de seguir avanzando la 4T, el Banco del Bienestar, será el nuevo oasis para la llegada de miles de millones de dólares enviados por los trabajadores migratorios a sus familias, y el aparto del “abonero porfirista” pasará al basurero de la historia. Todavía recuerdo ese día en que Nacho Cisneros, quien en edad avanzada se iría a trabajar a los Estados Unidos -era un obrero altamente especializado y abuelito de mis hijos, Nadia e Igor-, me platicaría de la súper fortuna que se estaba haciendo Salinas Pliego, con la venia de Carlos Salinas de Gortari, en el manejo de los envíos de las remesas y me decía: “¿Cómo detener Raúl, esa situación de usufructo de unos cuantos traficantes del dinero de millones de trabajadores mexicanos?” Y discutíamos sobre ello, hablábamos de la rapacidad de las políticas Neoliberales y de la necesidad de organizaciones fuertes, internacionales, recordando a los Flores Magón en su paso por los Estados Unidos; organizaciones con conciencia de clase, con visión política, con una mira en construir un humanismo real; una realidad que en el comunicado que nos llega, se ve claramente esa solidaridad transfronteriza de nuestra clase trabajadora y hoy, estoy seguro que desde el Partenón celestial de la clase obrera, ha de dar brincos de felicidad Nacho Cisneros, porque el fin de ese súper negocio de Salinas Pliego, está por terminar y el Banco del Bienestar, un banco del Pueblo, mucho sabrá cómo ayudar en el manejo de esas remesas para que puedan llegar a las familias mexicanas y de cómo también, ayudar al crecimiento y desarrollo del país. La vida del “abonero” empieza a llegar a su fin, en el truculento manejo del rubro de las remesas del Pueblo. No es lo mismo un régimen Neoliberal que sólo ve saqueo y más saqueo a hombres y Naturaleza, que, un régimen como el de la 4T, un gobierno del Pueblo, para el Pueblo y con el Pueblo

¡Órale!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *