Curioso. Apenas 20 años después de la Guerra Civil española, triunfó la revolución cubana. Guerrilleros con armas estadounidenses, proclamaron ser comunistas y trajeron a los rusos (mientras los estadounidense se metieron hasta la cocina en Turquía), la CIA trató de asesinar a Castro, “falló” todas las veces, pero los EUA lograron que en el resto del continente la gente tuviera aversión a la izquierda, aún cuando no fuera comunista, ni siquiera socialista.

Pero el peligro de que una gran cantidad de latinoamericanos tuvieran la misma esencia que los republicanos españoles, era un riesgo muy grande para los angloparlantes, tanto los EUA como Inglaterra. Sobre todo, porque para acá se vinieron los derrotados de esa guerra civil. López-Gatell desciende de un republicano en el exilio.Yo solo me quedó pensando qué tanto los EUA realmente no quisieron quitar a Castro, y convinieron con los rusos que, si éstos últimos iban a estar a la frontera de los EUA en Cuba, los estadounidenses podían hacer lo mismo en Turquía: estar a las puertas de la frontera rusa.Pero la Guerra Fría terminó, Castro falleció, los rusos salieron de Cuba, y los estadounidenses de Turquía. Pero la gente sigue comparando a la izquierda latinoamericana, en su totalidad, con el comunismo cubano. Mientras, muchas transnacionales siguen aprovechando ese temor.Porque una transnacional no se va a preocupar por tu país. Pero un izquierdista sí, aunque no sea comunista ni socialista.

Muchos conocidos me hablan pestes de Cuba, Venezuela o Bolivia.Pero, por otro lado, tengo amigos bolivianos y cubanos que viven aquí, pero que defienden los procesos que tuvieron sus países porque vieron cambios que beneficiaron a sus connacionales.Y amigos que visitaron Venezuela antes del actual bloqueo, y confirmaron que, por lo menos en ese momento, el apoyo era mayúsculo a favor del gobierno.Pero esa es la palabra clave: bloqueo.

Por ejemplo, Vietnam. Es comunista, más que, China. Y, sin embargo, se está convirtiendo en otro “dragón asiático”. Su crecimiento económico es innegable. Pero, al mismo tiempo, su gobierno totalitario permitió un mejor control de la pandemia.¿Puede ese modelo funcionar para América latina? Lo dudo. Y el temor de que todos los refugiados europeos que no fueron aceptados por los EUA, pero que venían huyendo del fascismo, pudieran hacer una América latina “comunista”, lo veo muy exagerado.Lo que sí ocurrió es que bloquearon el que políticos nacionalistas de izquierda, pero no socialistas o comunistas, pudiesen llegar al poder. Eso a su vez, permitió evasión de impuestos y violación de derechos laborales.

Por eso, ahora que gobiernos de izquierda, como el nuestro, actúan contra esas desviaciones; viene la comparación con Cuba o Venezuela. Pero este gobierno “comunista” sería muy extraño. Para empezar, porque firmanos tratados de libre comercio, como el T-MEC.Así que, háganse un favor. Dejen de comparar, y mejor piensen como podrían ser Cuba y Venezuela sin bloqueos, pensando en Vietnam. Y como sería Bolivia sin golpe de estado, algo que desean realizar aquí.Porque por desgracia, muchos que huyeron del fascismo, lo volvieron a hallar aquí. Porque izquierdas, hay muchas. Fascismo, solo uno. Y su principal característica es su visceral anti izquierdismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *