¡Quédate en casa! ¡Quédate en casa! Pero levántate temprano, para que puedas ver a las 7:00 horas, “La Mañanera” del Presidente López Obrador y que tempranito –como ayer-, puedas presenciar un nuevo mundo que se va construyendo por y para los mexicanos, como fue ese gran paso que se ha dado en el Sector Salud del gobierno de la 4T para enfrentar la Pandemia del Covid-19 y, a la fecha, México, después de la India, es el país con mejores resultados en materia de lucha contra el Coronavirus y demás maldades que se van observando para infestar nuestro país y llevarlo a la debacle total en lo económico y hasta en lo cultural y espiritual, porque los Neoliberales, desde los Rothschild, Soros, Bush y Salinas, no cejan en querer salvar al Neoliberalismo, pero, otro mundo se va construyendo con la fuerzas políticas de los presidentes de Rusia, China y hasta del mismo Trump y no digamos, del banco de bancos, como es Black Rock y, esa guerra en las alturas de los poderes del mundo, ha desatado nuevas formas de enfrenamientos como es la Pandemia del Coronavirus (Covid-19) y, como nuestro país es ya un ejemplo mundial contra la rapiña Neoliberal y sus atrocidades, que nos fueron destruyendo por más de 36 años, pues, es normal que se busque arrimarle una reprimenda ejemplar a López Obrador y su gobierno de la 4T, por atentar éste, a salirse del “huacal” del gran capital Neoliberal. Una salida que ya va muy adelantada y muy apoyada, por las nuevas fuerzas económicas, políticas y sociales planetarias, para buscar una realidad existencial como país, más digna y justa para los mexicanos y sus ecosistemas. Como diría López Obrador ayer, de que es un 15 por ciento del empresariado –de los más grandes, los que no cejan en seguir queriendo un régimen de corrupción e impunidad como lo vivieron por décadas, son los que persisten en buscar hacerle la vida de cuadritos, en sí, para que nos hacemos, estos sinvergüenzas buscan dar el golpe de Estado al Presidente quien hoy, tiene un gobierno que como dice él, donde primero es el Pueblo, luego el Pueblo y siempre el Pueblo. Así, en esa gran capacidad de ver la realidad por el tabasqueño, se ha rodeado de gente muy capaz no sólo en el mundo de la política, sino de la ciencia. Me recuerda mucho aquella obra de uno de los padres del pensamiento sociológico: Max Weber. Quien comentaba en su obra “El Científico y el Político” que estudiábamos con el Chino Rhi Sausi, en el patio central de la Facultad de Economía de la UANL, en 1971 y, decía en pocas palabras Weber: que para ser buen político, éste necesita del hombre de ciencia y viceversa, el científico para socializar sus hallazgos, necesita del buen político y, esa mancuerna, se puede hoy observar en un Obrador que demanda de los científicos, de los datos duros, del Big Data y los adelantos de la medicina y la epidemiología, para enfrentar el Covid-19. Y, los hombres de ciencias de la Salud y las matemáticas avanzadas, necesitan de un político que aplique con toda la fuerza del Estado, sus sabidurías para vencer a ese virus propio de una verdadera guerra bacteriológica de nuevo cuño, impulsada por un régimen moribundo que quiere irse a la tumba con todo el mundo por delante, pero, eso no se va a poder, sobre todo en un país como México, porque el asunto de enfrentarse al Covid-19, está más allá de la ciencia y la política, está fundamentalmente, en el Poder Popular; en esos más de 30 millones de ciudadanos que llevó y sostiene a López Obrador en el poder político del país y eso, lo reconoció ayer en La Mañanera magistralmente.

Al hacerse un recuento de los logros alcanzados en la fase 1 y 2 y la que está por venir, el ataque a la Fase 3 del Covid-19, quedó claro que es un ataque planeado por científicos mexicanos y como dice el doctor Hugo López-Gatell Ramírez (subsecretario de Salud del gobierno Federal, formado por el doctor Jorge Alcocer Varela, secretario de Salud): hemos aplicado los conocimientos adquirido en 15 años y seguido a la OMS, en “el Plan Global de Prevención y Control de una Pandemia de Influenza, que se comporta muy parecido al Covid…” pero ello, no exime de todo lo avanzado por científicos epidemiólogos, matemáticos de la UNAM, CIMAT, CONACYT y distinguidos miembros de Secretaría de Salud, esperando con el panorama recopilado del proceso de lucha contra el Covid-19 en México, que ya se pueda regresar a la normalidad el próximo 17 de mayo en unos 900 municipios donde este virus no se ha detectado su impacto y, el resto del país, el 30 de Mayo, pero, sí y sólo sí, se siguen cumpliendo las medidas masivas de mitigación, de disminución y control regional de la movilidad y reconversión hospitalaria en la Fase 3, todo en forma planificada y organizada.

Para terminar ayer, el Presidente López Obrador, informó de que los 15 empresarios que deben 50 mil millones de pesos, ya una parte de ellos se acercaron a pagar 15 mil millones de pesos y con eso, se abre una segunda ronda de un millón de créditos a la palabra para empresarios pequeños y medianos, formales e informales; reconociendo también que hay una parte de empresarios morosos que de no pagar sus adeudos a Hacienda, serán llevados a juicios civiles y penales, según el caso de cada uno de ellos.

De todo lo anterior, insistió el Presidente López Obrador, la epidemia nos deja muchas cosas buenas: como el que nuestra cultura siempre nos ha salvado de los malos gobiernos; de que va a quedar de manifiesto la importancia de nuestra integración familiar; de que podemos enfrentar cualquier situación porque se recurre a especialistas y hay un gobierno del pueblo y para el pueblo y, de que son muy pocos los individualistas, los egoístas, que sólo les interesa el dinero; de que nuestros adultos mayores los cuidamos en casa, más que en asilos, como sucede en otros países, porque somos: la República Amorosa ¡Órale!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *