En una carrera, Abel Mutai estaba a solo unos metros de la linea de meta, cuando se confundió con la señalización, pensando que ya había completado la carrera. El español Ivan Fernandez, estaba justo detrás de el y, al ver la situación comenzó a gritar para que el keniano estuviera alerta,pero Mutai no entendía lo que decía su colega. El español luego lo empujo hacia la victoria.

un periodista le pregunto a Ivan:

– ¿Porque hiciste eso?

Ivan respondió con otra pregunta:

– ¿Qué es eso?“. No entendió la pregunta…..

– ¿Porque dejaste ganar a Kenia?

– No lo deje ganar, ¡Iba a ganar!

– pero ¡Podrías haber ganado!

– pero, ¿Cuál seria el merito de mi victoria?

– ¿Cuál sería el honor de esa medalla?

– ¿Qué pensara mi madre de eso?

El honor, la ética, y la vergüenza en la cara son principios trasmitidos de generación en generación. no dejes que esos principios se pierdan!!

Esto es real en nuestro tiempo, se están perdiendo nuestros valores y vemos que a nuestro alrededor se derrumban y sin nada que hacer, tenemos que buscar la manera de rescatar nuestras herencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *