Hoy revisando una solicitud de amistad en Facebook encontré un grupo llamado Juárez NL en Alerta. Ahí encontré un post que se trataba de un atropello que para mi sorpresa era una servidora de nación.

Me puse a pensar en el día a día de cada uno de ellos ya que padecen de todo, a pesar de ser portadores de buenas noticias, sufren las inclemencias del tiempo; ya sea lluvia, sol, frío, como a su vez falta de respeto por parte de los ciudadanos casi siempre por que no llega dicho apoyo.

Con disposición.

Muchas de las veces caminan grandes distancias. Para ellos no hay días festivos como tal, padeciendo hambre por no encontrar lugares donde comprar o bien porque no les alcanza su sueldo.

Esperando largas filas para su transporte.

Como sociedad los valoramos poco, muchos no conocen su actividad, se les toma por simples encuestadores. Hay muchos que están dispuestos a llegar al más inhóspito rincón para cumplir por su labor, aunque poco reconocida por gobiernos municipales, ni qué decir estatales.

Por lugares inaccesibles.

Sin embargo son dignos de admiración y respeto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *